viernes, 24 de abril de 2015

Backstage: Casa de Rubén Perlmutter para Revista Living


Hoy quiero hablar sobre los pequeños gestos que hacen la diferencia. Algunos de ellos, son los más imperceptibles. En mi caso, cuando voy a un lugar a hacer fotos, a veces desde la mañana temprano hasta bien entrada la tarde, la diferencia está en que nos ofrezcan un vaso de agua o un café, porque eso nos hará sentir bienvenidos; o cuando sale publicada la nota, me escriban unas líneas con un comentario (si vieron la nota, si les gustó mucho o no tanto) porque nos demostrarán que de algún modo valoran el tiempo, la dedicación y el corazón que le pusimos a cada encuadre, a cada palabra, a cada epígrafe. Rubén Perlmutter, fue de las personas más gratas y amorosas que he tenido como anfitrión en este último tiempo. Además de ser un genial diseñador (casi todo lo que está en su casa es obra de él para su marca DAF Casa) es una persona con la humildad y la riqueza interior que se reserva sólo a los grandes.
 Hicimos la producción en equipo con la fotógrafa Magalí Saberian y con Clara Llorente, mi asistente, para Revista Living. Fue una jornada larga, pero gracias a Rubén fue una fiesta. Mientras nosotras trabajábamos él se dedicó a amasar pizza casera, a cortar y pelar frutas riquísimas para el postre, a agasajarnos de las mil maneras, a conversar con nosotros sobre su trabajo. ¡Un lujo! Aquí algunas imágenes de nuestro día en casa de Rubén. Siempre estaré agradecida por sus gestos, que quizás para él fueron imperceptibles, pero para nosotros fueron de mucha grandeza.

Con un Clara Llorente, en pleno armado de nota

Acomodando almohadones para la foto










Rubén en la cocina
Las manos de Rubén, amasando su pizza casera.




Con Clara ordenando la terraza.
Con Magalí buscando el mejor encuadre.

2 comentarios:

Nati - Nobles Pensamientos dijo...

Hermosa casa, hermosas fotos! Con un anfitrión asi da gusto trabajar!

Carolina M. dijo...

Hermosa la casa y buena la actitud !!!!
El esfuerzo bien valorado.