miércoles, 14 de marzo de 2012

Pied-de Poule: vuelta glamorosa


En mi último viaje a Londres me sorprendió ver tantas vidrieras vestidas de Pied de Poule (en criollo, pata de gallo): Dior, Chanel, Yves Saint Laurent... Me preguntaba como estas súper tiendas podrían repetido unas a otras tan marcadamente con una tendencia! A mí, por otro lado, siempre fue una trama que me recordaba a las piezas de género que tenía mi abuela en su casa, y que para mí eran sinónimo de elegancia y de invierno.   

Es por eso, que cuando vi estas fotos, me pareció la síntesis perfecta de esta tendencia: aplicada de una manera muy apacible, sin tanta rimbombancia y exageración. En este restaurante del Hôtel de Vendôme, en París, lo único que se respira es elegancia, refinamiento y serenidad.
Me parece una propuesta genial para sacar ideas para nuestra casa: desde los sillones retro con pied-de- poule y los tapizados con rombos en off white y negro, hasta los de terciopelo con el vivo en blanco y las paredes en un gris pálido casi imperceptible. Espero que les guste!




8 comentarios:

PUERTA AL SUR dijo...

Me encanta la propuesta!!!

Gabi de ♥ x sur dijo...

Sii,me gusta,y si la estampa es macro, mejor!Ya llegará la tendencia a nuestra deco!!Saludos!

Ceci dijo...

Lindisimo!!! me encantó!! No sabia como se llamaba esa estampa!! tb me hace acordar a los sacos de mi abuelo y tapados de mi abuela cuando era chica! ja!!
Beso enorme! Ceci

Mili_en_apuros dijo...

Divino!!!

andrea dijo...

MI PRIMERA POLLERA DE SECRETARIA FUE DE ESE ESTAMPADO!!! ME ENCANTABA ME LA HABIA HECHO LA MODISTA DEL BARRIO,LA REUSABA!QUE RECUERDO ME TRAJISTE!! BESOOO

ceci a. dijo...

Ahh me encanta ese motoivo
me encanta
para ropa y para deco

Lucila dijo...

Ya me dieron ganas de tapizar algún sillón con terciopelo gris y el vivo en blanco, con un par de alhomadones con algún estampado para sacarle un poco lo formal.
Me acuerdo que habían polleras con ese género. Por los comentarios anteriores me cuesta admitir que lo he usado en alguna oportunidad en mi infancia, pero tengo sólo 47 añitos para ser abuela. Gracias, me gustó mucho

Anónimo dijo...

Muy inspirador...sobrio y delicado, creo que lo llaman Buen Gusto !!!