martes, 22 de diciembre de 2009

Domingazo en el Puerto de Punta del Este


El domingo amaneció nublado, así que decidimos hacer una salida dominguera y partir con los chicos al puerto de Punta del Este a ver los lobos marinos y a comprar pescado fresco. Para los que vienen a estas playas desde que son chicos ésta puede ser una salida un poco trillada, pero cuando tenes hijos de menos de cinco años, como es mi caso, puede ser la salvación a quedarte con los chicos metidos en casa sin poder ir a la playa. Lo que parecía una salida para chicos, terminó siendo un idilio para nosostros, que volvimos con rabas y mejillones a casa. Los cocinamos a la noche con amigos (todos opinaban sobre cómo hacerlos mejor!)y nos dimos un festín, a la luz de las velas y mirando el mar desde el comedor de casa. Un programa muy recomendable, mucho mejor que salir a comer a un restaurante donde nos hubieran cobrado una fortuna por el mismo plato. Y nada nos saca la diversión de cocinar entre amigos tomando una copa de vino, con la cama a unos metros de distancia! Dato: cuando no sepan cómo cocinar algun plato, pregunten a la persona que les vende el pescado. Siempre les dará un buen consejo. Nosotros seguimos paso a paso las indicaciones de la vendedora y salió genial!
Los lobos están justo al lado de los puestos de pescado, en pleno puerto de Punta del Este. Los chicos se quedan fascinados y después es muy difícil partir...
Nuestra próxima salida les tocará el turno a los langostinos!

Para aquellos que les tiente comer mejillones o rabas en su casa. Acá les paso las recetas que nos dio la vendedora del puerto:

Rabas
Meter el calamar ya cortado en una bolsa o un bowl con igual cantidad de harina y pan rallado.
Mezclar todo muy bien para que el pan rallado y la harina se impregnen en el calamar.
Tirar todo en un colador grande para eliminar las sobras de harina y pan rallado.
Tirar el calamar ya rebozadas en aceite caliente.
Esperar a que esten doradas y sacar. No dejar dorar demasiado porque pueden quedar duras.
Poner en un recipiente con papel para que absorva los restos de aceite.

Mejillones
Picar dos dientes de ajo y un manojo de perejil bien chiquito.
Una vez picado poner la mitad de esta mezcla en una cacerola grande.
Arriba poner los mejillones crudos
Una vez que se pusieron los mejillones, tirar el resto del ajo y perejil sobre ellos.
Tapar la olla
Cocinar a fuego medio durante 10 minutos.
Sacar y servir en un bowl.
Importante: no poner agua en la olla. Los mejillones ya tienen agua que van a ir largando a medida que se vayan abriendo. Cuando los saquen de la olla no tiren el caldo que sobra, sirvanlo con ellos en el mismo recipiente. Es riquísimo!

Photo Credits: Silvina Bidabehere para Decortherapia.

4 comentarios:

Alicia dijo...

Lobos de mar paseando a tu lado, aquí como mucho gaviotas por todas partes. Los calamares me encanta rebozados con harina y huevo y los mejillones sólo cocidos con un poquito de limón también son deliciosos.
(vivo en una ciudad con un puerto de mar, así que el pescado y el marisco son los reyes de la gastronomía)

MUNDOTUTIFRUTI dijo...

mmmmmm, esos dos platos son los mejores.
me encanta tu blog, te felicito.

Vintage Aurora dijo...

Me encantó el sabor a vacaciones de este post!
Además -qué lujo!- con receta incluída!!!
Disfrutá de esas hermosas playas, Sil!!!

andrea dijo...

Me encanto la salida!!! Tengo dos chicos ,uno de 8 y otro de 14,a veces no es facil contentar a todos,pero la buena onda y el humor son ingredientes q no fallan a la hora de pasarla bien! Segui disfrutando!!! ahh! la receta me encanto! gracias!