miércoles, 18 de febrero de 2009

Relaxing Blues



Después de unas largas vacaciones vuelvo con Martha Stewart y sus ideas que siempre me tientan. Me acuerdo que en la casa de mamá había un cuarto pintado de un celeste profundo. Era un cuartito de huéspedes que nadie usaba, pero yo me escapaba ahí a leer o dormir siestas. La tranquilidad de ese color tan pálido me descansaba la vista y el ánimo. Cuando vi estas fotos, me acordé de ese cuartito añorado. Son ideas para copiar o para inspirarte, en distintas gamas de azules y celestes; para mí puro deleite y sociego...

2 comentarios:

Mejo dijo...

¡¡¡Qué gusto que regresaste!!! Te descubrí en tu periodo vacacional y estaba ansiosa porque nos contaras más cosas.. ¿Sabes? Yo tb tengo un blog de decoración! Es que te escribo desde España!!!
¡¡¡Ya estás aqui!!! No nos tengas mucho sin noticias, vale?

karina Manghi dijo...

Me encanta la ultima foto, y si, que bueno que estas posteando otra vez!!!!!!