lunes, 10 de febrero de 2014

Apuntes de mi escape uruguayo


Como todos los años, viajé a Uruguay a pasar de unos días de playa y descanso en familia. Las jornadas de playa fueron pocas porque fue una temporada especialmente lluviosa. Pero a mí no me importó demasiado porque la lluvia me gusta y mucho.
Se vé que llego tan cansada que los días nublados son la excusa perfecta para dormir siestas sin culpas de estar desaprovechando la playa, leer más de la cuenta, jugar al tutti frutti y a las cartas con los chicos, hacer sobremesas largas después del almuerzo y salir a recorrer destinos cercanos que siempre quedan pendientes cuando abunda el sol.
Así que cuando garuaba finito, mi adorado padre tomaba el volante y nos acompañaba a pedido mío y de mamá (mi marido llegó días más tarde así que tuve la malcrianza de volver a ser "hija" por algunos días y disfrutar a mis padres al máximo) a hacer recorridos deco-arquitectónicos: arquitectura modernista el Portezuelo, tiendas de decoradores y diseño nuevas en Manantiales, La Barra y Jose Ignacio.... Acá comparto con ustedes algunas instantáneas de estos recorridos.
Maison de Famille, casa-tienda en Manantiales. Queda a pocas cuadras de la casa que vamos todos los años, así que es una visita asegurada para espiar e inspirarse. Ambientada con un aire de encuentro entre Aix en Provence, the Hamptoms y Africa Mía.
Chez longue con género Vichy celeste en Maison de Famille, Manantiales. Mi padre, al fondo, probando los almohadones de lino rústico tipo cáñamo y esperando con paciencia que saque las fotos.
 
Maison de Famille, Manantiales.
Maison de Famille, Manantiales. Mortal el cubre edredón de lino tipo cáñamo.
Platos de sitio con inspiración de coral. Maison de Famille, Manantiales.
Maison de Famille. Corales, caracoles y plata. Sutil combinación marina.
Más Maison de famille.
La Huella, José Ignacio. Restaurante icónico de este pueblito de pescadores. Si visitan José Ignacio no pueden dejar de ir. Está ubicado sobre la playa brava, justo al lado del mar. Mi hijo Juan, feliz eligiendo unas rabas en el menú.
La nueva tienda Paul French Gallery (muy conocida en Buenos Aires) se instaló en La Barra. El mismo estilo del diseñador Paul Chiappori, pero con mucho más sabor a mar.


Más de Paul French Gallery en su nueva casa de La Barra. Noten la araña de bolitas de fieltro y lana rústica, encantadora.
Llueve en el Puerto de Punta del Este
Novedad: Loló. Tienda conceptual de Dolores de Álzaga junto al restaurante Fish Market, en Manantiales.
Manos mágicas preparan ceviche en Fish Market, mi restaurante favorito de Manantiales. Cada año vamos con mi marido y comemos sentados en la barra, mientras vemos cómo preparan sus platos abundantes en pescado fresco. Mi preferido: el pulpo a la parrilla. Un  pequeño lujo de verano.
Trading Post, una de las tiendas más antiguas de La Barra atesora objetos y muebles de antaño, recuperados por Aaron Hojman, también creador del hotel boutique Casa Zinc.
Café Zinc, para hacer un intervalo en el recorrido de Trading Post.
Mamá, perfecta compañía en los recorridos deco, hurgando entre las estanterías de Trading Post.
Sillas de playa a la venta en las calles de La Barra.
Singular atardecer  con cruceros en las aguas quietas de La Mansa, Punta del Este.
Libros de cocina y obritas de arte realizadas por los chicos: actividad ideal para una tarde de lluvia frente al mar.

Mar embravecido después de una tormenta sobre Manantiales.

4 comentarios:

Ivana J. dijo...

divino todo! pero mori con los hipo de cuero, besos

Lace and Roll - Moda Diseño y Deco dijo...

Hermosas fotos! amo uruguay!bs!

Vicky dijo...

Que lindos lugares! muero por conocer el local de Paul, el de Bs As me encanta, y el resto de los locales de deco son divinos...gracias por compartirlo!
te invito a pasar por mi nuevo blog!

CyN dijo...

¡Menudas postales! ¡Qué envidia! Me sumo a seguirte, aunque me pongas los dientes largos xD