miércoles, 1 de febrero de 2012

Hacia el verdadero descanso

Saqué esta foto en las playas de Manantiales, en Uruguay, una tarde después de una intensa lluvia que levantó un bruma espesa sobre el mar. La soledad del pescador entre las rocas me transmitió tanta calma que quise compartirla con ustedes. 

Perdón que me fui sin avisar. Los días antes de mi partida fueron tan intensos y enloquecidos que mi querido blog quedó relegado bajo una montaña de entregas, jornadas de trabajo fuera de casa, ropa para lavar, valijas para armar, más la eterna lista de "imposibles de olvidar" (desde la máquina de fotos, hasta los libritos de cuentos y el Ibupirac).
Partí con mi cabeza largando humo y pidiendo un respiro. Iban a ser unas vacaciones cortas de un fin de semana en el campo con amigos, unos días en Uruguay con mi familia. Pero una invitación inesperada nos trajo a la Patagonia y acá estoy, trabajando frente a la montañas y un lago incandescente, en un paraíso llamado Cumelén, muy cerquita de Villa La Angostura.
Así que, después de un año tan intenso y agotador, estas vacaciones inesperadas son un verdadero regalo que vivo cada día en perpetuo agradecimiento.
La cuestión es que gracias a la falta de conexión a internet de mis últimas semanas me vi forzada a dejar de lado mi vicio con mi compu (al principio me lamenté de que no funcione el wifi, después agradecí) e interrumpir mis posts. Quizás el verdadero desconecte radique en poder soltar, en no querer estar en todas todo el tiempo, en que el tiempo se torne más lento y la mirada más calma. Donde no haya apuro por levantarse cuando tu hijo se está quedando dormido acurrucado arriba tuyo y te puedas quedar mirándolo dormir hasta que se te caigan las lágrimas de emoción y agradecimiento.
Pero después de tantos días de ausencia, tengo mucho para contarles así que iré de a poco (estaré online un ratito por día), con algunas novedades de aquí y allá. Inauguraciones interesantes, rincones que no conocía, sabores inolvidables.... Espero que desde donde estén, estén bien y que puedan estar disfrutando de sus días en casa, en el trabajo o en algún rincón fascinante que los haga volver a vivir! Gracias por estar!


4 comentarios:

Vicky Bonifacio dijo...

Que suerte!!! me alegro que hayas tenido un shock de descanso! jajaja
Me encantó la foto del mar, realmente es un placer.
Espero que el regreso sea tranqui.
Un beso!

m dijo...

que hermosa foto sil! merecido descanso!
te mando un beso!
magali

ceci dijo...

Guaugggggg qué hermosa foto
de verdad trasmite calma y un poco de misterio., también
Un beso grande!
c.

bettina dijo...

si es divino el lugar!!!!!!!!!!! teniamoa una casa en el sur,y me encanta .Viene bien,un poco de aire,dejando de lado la compu,y todo el cablerio,besos!!!!!!!!!!